2 ago. 2015

El FOCO en lo que poseemos: fortalezas del ejecutivo venezolano. Artículo de portada BV344- 2da. Edición 2015

Martin Seligman en su libro Una vida que florece desarrolla cinco parámetros determinantes que intervienen en el bienestar, bajo el acrónimo PERMA (Positive Emotions, Engagement, Relationships, Meaning, Accomplishment). Para alcanzar cada uno de ellos, Seligman propone apoyarse en las fortalezas de carácter, como eje transversal de cada elemento.


Todos los seres humanos poseemos 24 fortalezas, siendo las primeras cinco las más empleadas en todos los ámbitos (social, familiar, laboral, etc.). Estas se expresan a través de pensamientos, emociones y comportamientos. Al ser una escala ordinal, la diferencia radica en la posición en que las fortalezas se manifiestan.

Los estudios de Seligman y Peterson acerca del tema incluyeron 54 países y 111.676 individuos de diferentes grupos etáreos. Las fortalezas de carácter más comunes en la investigación de estos autores fueron: amabilidad, equidad, gratitud, integridad y apertura de mente.


Por otro lado, en una investigación realizada por la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva (SOVEPPOS) en el 2010, se recopiló información de las fortalezas más comunes a escala local, obteniendo una descripción del perfil psicológico del venezolano promedio. Aun siendo una investigación cuya muestra se ubicaba principalmente en la región capital, se pudo determinar que las fortalezas recurrentes en los hombres y mujeres que respondieron el cuestionario fueron: gratitud, amabilidad, sentido de justicia, creatividad y amar y dejarse amar.

Partiendo de este estudio, surgieron ciertas interrogantes acerca de cómo podrían presentarse dichas fortalezas en ambientes organizacionales en la actualidad. Fue así como Business Venezuela, SOVEPPOS y PGA Group se plantearon realizar el Estudio Fortalezas del Ejecutivo Venezolano, a objeto de conocer las principales fortalezas de carácter de los hombres y mujeres de negocio en el país, las similitudes o las diferencias en cuanto al área funcional a la cual pertenece el ejecutivo, así como la vinculación entre las fortalezas de los individuos y los valores de las empresas, entre otros aspectos

A tal fin, se le pidió a los participantes de Estudio Fortalezas del Ejecutivo Venezolano que completaran el test VIA (Values in Action), en su versión de 48 ítems. En su versión completa (www.authentichappiness.org), el test posee 240 ítems. Sin embargo, según el propio Seligman, es posible completar la versión corta que incluye las dos mejores y más claras preguntas por cada variable (fortaleza) del cuestionario original. Es importante resaltar que el test presentado es autoaplicado, donde el participante considera que la opción escogida representa su forma de ser y pensar. Se parte del principio que las respuestas de los participantes son honestas y completas. Asimismo, para efectos de análisis se seleccionaron solo aquellas afirmaciones que fueran significativas por cada variable. Para efectos del modelo, se considera que dicha escogencia indica la presencia de la fortaleza correspondiente en el participante de este estudio. También es primordial recalcar que el presente estudio no pretende tipificar a la totalidad de los ejecutivos venezolanos. Solamente procura mostrar un modelo que impulse el trabajo sobre lo que la persona posee y es fuerte, un modelo para la implementación de prácticas enfocadas en esta dirección.


Las Top 5 del ejecutivo venezolano


Los resultados de la investigación señalan que las cinco principales fortalezas de carácter, cuyo empleo coadyuva al bienestar del individuo, presentes en los 331 ejecutivos participantes en el estudio son:


1. Gratitud.

2. Amor al conocimiento.

3. Civismo, Deber, Trabajo en Equipo

4. Imparcialidad, equidad y justicia.

5. Ingenio, Originalidad, Inteligencia Práctica.


Al comparar los resultados con la mencionada investigación del 2010 sobre las fortalezas del venezolano, vemos que la gratitud coincide como la primera fortaleza en nuestro territorio. La gratitud como fortaleza expresa el reconocimiento y valoración de lo que se tiene, no refiriéndose únicamente a los bienes materiales. Constituye un excelente punto de partida en la construcción de un futuro centrándose en lo que posee el ejecutivo venezolano y no fijando su atención en lo que carece.


Sin intención de elaborar un manual de instrucciones acerca del uso de fortalezas en el ámbito organizacional, construir estrategias y acciones centradas en la valoración de lo logrado, gracias a la participación del colaborador y su empresa, es una oportunidad que debiese dejarse a un lado.

Por otro lado, Amor al conocimiento refiere a la búsqueda por adquirir nuevos conocimientos y nuevos aprendizajes, tanto a través de la educación formal o de manera autónoma. Me permito analizar esta fortaleza conjuntamente con la encontrada en quinta posición, Ingenio, Originalidad, Inteligencia Práctica, la cual consiste en la búsqueda de nuevas vías de alcanzar los objetivos planteados.


Respondiendo las fortalezas a variables situacionales, es posible observar que el ejecutivo venezolano se está orientando a prepararse y adquirir nuevos conocimientos para afrontar el entorno que se le presenta. En el mismo orden de ideas, se plantea ofrecer respuestas creativas y prácticas para adaptarse a su medio, cada día mas cambiante y retador. Si bien la planificación estratégica siempre ha sido altamente exigente en nuestro país, lo es aún mas el tener la flexibilidad y creatividad suficiente para ser exitosos.

La tercera fortaleza constituye una tríada perfecta en esta –me atrevo a decir que en cualquier- coyuntura. Para el ejecutivo participante en la muestra, no es solo a través de sus conocimientos o de su ingeniosidad que enfrenta a su entorno. También lo hace a partir de su tercera fortaleza Civismo, Deber, Trabajo en Equipo. Esta seguramente consciente que es con y a través del otro que puede obtener resultados satisfactorios.

Por último, la fortaleza imparcialidad, equidad y justicia, también coincide con el estudio antes referido del año 2010 y se encuentra cada vez más presente. Según se observa, el ejecutivo venezolano percibe lo que está moralmente correcto, evalúa con ecuanimidad su entorno y posee una comprensión racional de la injusticia social observada.

Puedo agregar, haciendo sin lugar a dudas un juicio de valor, que están las cinco principales fortalezas alineadas para tener el país que soñamos.



Alineación con los valores


Otra aplicación interesante a manera de ejercicio, es el parear las fortalezas obtenidas con los cinco valores organizacionales principales obtenidos en este estudio (si usted lo prefiere con las fortalezas y valores encontradas en su propia organización), que son honestidad, responsabilidad, respeto, liderazgo y trabajo en equipo.

Tomando acciones basadas en la Gratitud como primera fortaleza, es posible resaltar y hacer más visibles valores tales como honestidad, liderazgo e incluso trabajo en equipo. Por ejemplo, es posible transmitir que podemos contar con todo lo que tenemos en la organización gracias a un comportamiento honesto, probo. Además de la responsabilidad de todo líder de guiar tales comportamientos, dándole importancia a lo logrado por el concurso de todos y a lo que cada integrante ha obtenido gracias a lo logrado. Este aparente juego de palabras no es otra cosa que la interactividad entre las fortalezas y los valores personales y organizacionales.

Civismo, Deber, Trabajo en Equipo como fortaleza apalanca sin lugar a dudas el obtener resultados satisfactorios gracias a la participación de todos y que corresponde al líder estimular la creación y el mantenimiento del equipo como la forma mas eficiente de conseguir los objetivos planteados y un ambiente de bienestar a todos sus integrantes.

Continuando con el ejercicio podemos vincular imparcialidad, equidad y justicia, con la formulación de políticas, prácticas y comunicación que refuerce el trato respetuoso y digno entre los miembros de esa comunidad laboral.

Como se ha podido apreciar, resulta un ejercicio altamente provechoso vincular las fortalezas encontradas con los valores corporativos de la empresa. Básicamente resulta combinar acciones que nos acercan a la buena vida con lo que en cada espacio le damos valor e importancia.

La invitación es por tanto a realizar este ejercicio con los datos obtenidos en su organización, elaborando prácticas que nos aproximen a la visualización y aplicación de tales valores, en nuestros actuales marcos de referencia.



Fortalezas y áreas funcionales


Para este estudio se consideró a la Dirección General, Recursos Humanos, Administración, Mercadeo, Publicidad Ventas y Consultoría como áreas funcionales a ser estudiadas. Más allá de replicar las fortalezas evidenciadas por cada área funcional, se dirigirá la atención a las fortalezas propias de cada área y las compartidas entre cada una de ellas.

La Alta Gerencia, Presidencia y Dirección General presentan entre sus principales fortalezas Perspectiva, a diferencia del resto de áreas funcionales. Por las características y funciones propias de esta área, resulta natural la presencia de dicha fortaleza. Sin embargo, representa a su vez un área de oportunidad el desarrollo de la misma en el resto de las áreas funcionales como ventaja estratégica. Una práctica potente gerencial es el hacer participe al colectivo de los objetivos perseguidos y el entorno que rodea a cada integrante y en sentido macro, a la empresa.

En Mercadeo y Publicidad y Comercialización comparten: brío, pasión y entusiasmo, yendo muy de la mano con la identificación de emociones positivas y la transmisión del mensaje apoyado en “entusiasmar” tanto al consumidor como al responsable de toda la actividad comercial. Estimo que el paso siguiente de toda empresa es impregnar de esta fortaleza a todos sus integrantes, mediante técnicas de mercadeo a lo interno y la premisa que “vendedores somos todos”.

En las semejanzas, es decir en las fortalezas compartidas, encontramos datos interesantes. Recursos Humanos y Administración y Finanzas comparten una fortaleza importante para ambas áreas funcionales. Imparcialidad, equidad y justicia es sin duda una fortaleza clave para quienes deben administrar dinero de una manera justa y con quienes, por su parte, deben hacer gala de su equidad en el manejo de gente, normas y políticas empresariales.


En cuanto a Consultoría presenta una fortaleza importante que la distingue del resto de las áreas funcionales consideradas: Juicio, Pensamiento crítico y mentalidad abierta. Hace referencia al empleo de herramientas que le permitan examinar los mejores cursos de acción evaluando cada posibilidad. Implica el salir de la caja de las propias creencias y tantear opciones que escapan a lo esperado. Estimo que esta fortaleza, sin dejar de dejar de adjudicar su importancia al resto de las áreas funcionales, es cardinal en su éxito. Asimismo, observando las tendencias mundiales en la actividad corporativa, Juicio, Pensamiento crítico y mentalidad abierta es una fortaleza a ser desarrollada en toda actividad de asesoría o staff.



Fortalezas y cargos


Para este nivel de análisis, se clasificaron los roles como Presidente/Gerente General, Alta Gerencia/Dirección, Gerencial y Empleados. Los resultados obtenidos en este estudio, considerando fortalezas y cargos son de mucha utilidad para la toma de decisiones organizacionales. Los roles de Gerente General y Dirección comparten la fortaleza Perspectiva entre sus cinco fortalezas más importantes. Sin embargo, no está en la categoría Empleados.


Perspectiva, como fortaleza de carácter, hace a la observación de las situaciones desde diferentes ópticas e identificar el “foco” para la solución de problemas. Resultaría importante, por tanto, el desarrollo de esta fortaleza par empoderar a los colaboradores de una organización en la toma de decisiones autónomas.

La categoría Empleados, por su parte, presenta la fortaleza Espiritualidad, Propósito, Fe y Religiosidad entre sus principales, no haciéndose presente en las cinco principales del resto de los cargos. Hace referencia para este grupo, en la convicción de un sentido trascendente de la vida. No significa ello que las otras fortalezas principales encontradas en este grupo (Gratitud, Amor al conocimiento, Civismo/Trabajo en Equipo e imparcialidad/Equidad), revistan menor relevancia. Por el contrario, revela los puntos de partida para establecer estrategias orientadas al empleado, mediante la valoración de lo que se tiene y se logra a través de estos, la necesidad y el gusto por aprender y la importancia de involucrar al equipo dentro de un ambiente equitativo de beneficios y oportunidades. Revela sencillamente que, para este grupo el sentido de propósito y trascendencia es importante y debe ser considerada.


Ciertamente, el estudio, comprensión y aplicación del modelo bienestar, apoyado en las fortalezas, no es solo un tema de individuos, áreas funcionales o roles dentro de una organización. El aplicar el esquema de fortaleza refiere al valor que reviste la creación de una base filosófica que vincule la misión, visión y valores de la empresa con conceptos asociados a la promoción del bienestar. Implica el establecimiento de un norte que reúna prácticas y resultados organizacionales robustos y colaboradores saludables.



Referencias

· Garassini M., Camilli C. (eds). (2014). Las fortalezas del venezolano: la promoción del bienestar desde la psicología positiva. Caracas: Editorial Alfa.

· Peterson C., Seligman M. (2004). Character Strengths and Virtues: A handbook and classification. Oxford: University Press.




· Seligman M. (2011) La vida que florece. Barcelona, España: Ediciones B

3 comentarios:

  1. Excelente trabajo. Los aportes de La Psicología Positiva permitiran reforzar las competencias necesarias para reactivivar la productividad y responsabilidad por el trabajo que requieren las empresas venezolanas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Zully. Disculpa que no te haya respondido antes. Esa es la idea, apoyarnos en la psicología positiva para mejorar y potenciar nuestras organizaciones

    ResponderEliminar
  3. Gracias Zully. Disculpa que no te haya respondido antes. Esa es la idea, apoyarnos en la psicología positiva para mejorar y potenciar nuestras organizaciones

    ResponderEliminar