2 ago. 2015

Motivación “desde afuera” o motivación “desde adentro” Artículo publicado en la revista Business Venezuela BV344- 2da. Edición 2015

Todos los que tenemos hijos, sobrinos, nietos o primos pequeños hemos vivido una situación semejante a la que voy a describir. En cualquier navidad usted, amorosamente salía a buscarle a su pequeño, el juguete de moda o el regalo que su presupuesto permitiera comprarle.

No podía esperar a que llegara el día de navidad para ver el rostro iluminado ante tan bien pensado regalo. Ese día 25 llegó, tal cual cuando debía llegar, luego del 24. ¿Qué ocurrió? Después de algunos minutos, el niño se quedó jugando con la caja. A pesar de este aparente desprecio, usted no decidió regalar el año siguiente una caja. A lo sumo entender a que se le daba realmente valor de cada regalo.

En nuestras organizaciones
, a pesar que en este contexto no nos estamos refiriendo a regalos, la motivación de los colaboradores es un eterno dolor de cabeza. Las unidades de gestión de gente, con incuestionable buena intención, se plantean planes de incentivos que no siempre son bien recibidos por el colectivo. O por lo menos advertidos de su existencia.

Recuerdo una oportunidad cuando una importante empresa planteo a nivel profesional un reto, cuya solución grupal sería premiada (a cada uno de los integrantes del equipo ganador) con un viaje a una isla caribeña. El resultado no fue halagador. Aunque hubo un equipo ganador, nadie quería ganarse el premio por diferentes razones.

En este punto es conveniente introducir dos conceptos ligados a la motivación, la motivación intrínseca y la motivación extrínseca.  Aunque esto pueda ser solo una distinción académica, cierto es ambas comparten el mismo valor. Es decir, la conducta la “mueve” factores que provienen del medio externo, siempre y cuando sean valorados internamente.

Si nos ubicamos en el entono local e internacional encontramos que las estrategias de motivación laboral tradicionales, son cada vez más costosas y limitadas.

Todo indica que la estrategia en la actualidad parte conocer aún mas “mi cliente” interno, a fin de ofertar incentivos que resulten realmente atractivos al “target”. Es momento por tanto de aprender de los profesionales y técnicas de marketing. Resulta imprescindible recabar sistemáticamente información relevante que permita tomar decisiones que logren nuestros objetivos de la manera menos onerosa.

Son muchas las acciones que pueden implementarse que no requieren grandes cantidades de inversión pero si el conocimiento “fino” de quienes laboran en nuestra organización.

¿Quiénes realmente trabajan en mi organización? ¿Cómo está constituido su grupo familiar?, ¿Tienen hijos? ¿A que dedican su tiempo libre, tienen hobbies? ¿Cuáles metas se plantean a corto mediano y largo plazo? ¿Estudian? ¿Desean estudiar?

El número de preguntas es innumerable y tal vez alguna de ellas le pueda resultar irrelevante, por lo cual esta lista resultará por lo menos, incompleta. Es necesario por tanto, hacer nuestra propia lista de aspectos a descubrir.

Una vez conociendo bien a nuestra gente, podemos recorrer caminos que siempre hemos querido transitar. Conociendo lo que realmente valora nuestro colaborador podemos hacer un “match” con nuestros valores organizacionales. Es decir, podemos canalizar nuestros planes de incentivos “casados” con los valores de nuestra empresa, siendo esta una manera de lograr compromiso organizacional.

Estoy convencido que el buscar técnicas de marketing enfocados hacia lo interno, es un camino viable para establecer estrategias de bienestar en la empresa. Estrategias que van más allá de la forma o de lo que otras empresas están realizando.

Por último, nunca olvide informarlo, difundirlo, comunicarlo. No son pocas las ocasiones que un buen producto no llega al consumidor por una tibia estrategia de comunicación.

Suerte en el camino!!!



Psi. Cesar Yacsirk
Miembro fundador de la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva @SOVEPPOS

@CYACS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada